Si le dedicamos un tiempo especial a la adolescencia, es debido a que vivimos un momento histórico único, para medir el impacto de internet y sus gadgets en la subjetividad, sobretodo en aquellos sujetos que se encuentran en plena constitución del ser. Esta reflexión, sólo puede hacerse desde la perspectiva de una generación que dispone de referencias, es decir, desde aquellos que podemos nombrarnos como extranjeros de esta era.

Psicólogo adolescentes Barcelona

El adolescente abandona una etapa en la que han sido plenamente dependiente de las figuras parentales, debido a la necesidad de amor, protección y cuidados que requiere el niño para ir encontrando su lugar en el mundo. Aparecen nuevas necesidades marcadas por el tránsito lógico a la vida adulta. Los cambios físicos del cuerpo llegarán acompañados de cambios psíquicos y la personalidad se forjará a medida que el joven recorra los senderos de su deseo. Hoy este proceso fundamental no puede pensarse sin la inmersión al mundo virtual que preexiste a todo sujeto nativo de esta época y que determina las modalidades de satisfacción, la relación con el otro y las identificaciones.

Llega un momento en la vida del niño, donde éste empieza a situar su deseo fuera de los límites de la familia. La identificación a los padres, que hasta ese momento le había permitido disponer de referencias válidas para orientarse, irá perdiendo consistencia, al mismo tiempo que otras figuras, normalmente amistades, aunque también pueden ser personajes famosos o algún profesor, irán apareciendo como espejos ideales donde poder mirarse. A partir de ese momento, todo lo que empuje al adolescente irá en la dirección de querer constituirse como un sujeto de deseo, exigiendo más libertad en sus decisiones y revelándose contra aquello que interpreta como una imposición. La caída de los ideales parentales viene acompañada de una fuerte identificación a los iguales. Los amigos le acompañarán en un recorrido, en muchas ocasiones doloroso, donde estarán presentes las pérdidas pero también las adquisiciones. Este pasaje, vendrá acompañado de experiencias que buscarán el encuentro con los propios límites. La búsqueda de intensidad, muchas veces esconde un deseo por ser más allá del otro, es decir, una tentativa de separación.

 

Psicólogo Barcelona

Psicòleg Barcelona